Descripción del proyecto

Piso de alquiler. 3 habitaciones, familiar, en Judimendi (Vitoria-Gasteiz)

El hogar

Es un piso de 3 habitaciones y concepto abierto, reformado hace 13 años y que después de ser un hogar para una familia de 4 miembros durante 9 años, ha acogido a otras 3 familias, que han disfrutado viviendo en ella, una durante el proceso de reforma de su actual vivienda, otros por motivos de trabajo que les traía a Vitoria durante unos meses y de momento a una pareja que ha encontrado un hogar para sus primeros años de convivencia. Todos ellos han disfrutado de su estancia aquí y quienes han marchado ya, lo recuerdan con especial cariño.

Un piso cómodo de vivir, familiar, concepto abierto, vistas muy agradables, situado en un barrio consolidado hace años en el centro de la ciudad.

Salón-comedor, cocina, baño con ducha y tres habitaciones. Tendedero y trastero. Plaza de aparcamiento en los garajes del parque del Polvorín.

Puntos fuertes:

  • Comodidad gracias al concepto abierto y la separación entre zona de día y de noche
  • Amueblado y con cocina equipada
  • Gran capacidad de almacenaje, gracias a una buena optimización del espacio por medio de mobiliario hecho a medida.
  • Mobiliario de diseño y calidad: roble, lacados…
  • Diseño bonito, acogedor y moderno. Con gran personalidad.

El Barrio de Judimendi

Situado en uno de los barrios más consolidados de la ciudad. El actual barrio de Judimendi se extiende al oeste del monte Judimendi, entre el Parque de Judimendi y el centro de la ciudad. Su construcción comenzó a comienzos de la década de 1930 con la construcción de la primera urbanización de adosados de Vitoria-Gasteiz, una colonia denominada “casas baratas” impulsada por un grupo de 107 cooperativistas destinadas a las clases medias artesanales de la ciudad. Casas que hoy en día no son nada “baratas” y forman una bonita urbanización entre las calles Avda de Estíbaliz y José Lejarreta.

La remodelación del Parque de Judimendi permitió ampliar el parque y dejar un entorno ideal para pasear, leer, jugar, meditar. En recuerdo del antiguo cementerio judío, han plantado olivos y se instaló en 2004 la obra titulada “Convivencia” de la artista israelí Yaël Artsi.

En 1989 el grupo musical vitoriano Segundo Banana dedicó una canción de su LP homónimo al Monte de los judíos.

En la noche de San Juan, el barrio de Judimendi se llena de personas, y especialmente de jóvenes que disfrutan de la noche del 23 al 24 de junio con música, baile y hoguera y en definitiva, de la magia que se genera en la noche más corta del año. Esta noche siempre coincide con la celebración de las propias fiestas del barrio.6

El Centro Cívico de Judimendi situado en la Plaza Sefarad es el lugar más transitado por niñas y niños, personas jóvenes, adultas y mayores de todas las procedencias para realizar diversas actividades (deporte, natación, lectura, juegos de mesa, talleres, conferencias).7

En el barrio se encuentra una zona de bares conocida en toda la ciudad como “La Ruta de Judimendi”. Es conocida por su ambiente y por ofrecer una amplia variedad de establecimientos y ofertas.

Este barrio también cuenta con una asociación de vecinal llamada Judimendikoak la cual desarrolla muchas actividades con la intención de dinamizar el barrio. Disponen de una página web en la que cuelgan la actividad cultural y social ofrecida a las personas que habitan en el barrio, así como noticias acontecidas en el mismo.

El 4 de febrero de 2019, la comunidad judía de Euskadi homenajea a Vitoria-Gasteiz por cumplir su promesa hace 526 años de cuidar su antiguo cementerio situado en Judimendi.

87 m² 

3 Dormitorios y espacio de concepto abierto

 1 Baño

El piso se distribuye en dos dormitorios, un salón comedor, cocina, baño y un recibidor abierto hacia el salón.

En este caso se aprovechó el mobiliario existente de las habitaciones y se pintó el único mueble en el salón para darle más luz, si cabe, a esta estancia. El color original de las paredes también se mantuvo puesto que estaba en buen estado y los colores eran bonitos y luminosos.

En las habitaciones se utilizaron textiles en colores claros para crear sensación de limpieza y dar amplitud. En el salón se utilizó mobiliario de color blanco de líneas actuales como la mesa Tulipe o las sillas Tower. Para dar calidez al conjunto se optó por poner elementos en colores mostaza creando de esta forma un espacio acogedor.