Descripción del proyecto

Apartamento  alquiler en el centro de Madrid

MADRID CASAS A PUNTO, INMOBILIARIA

Un piso de diseño exterior y muy luminoso en el centro de Madrid.

¿Que le puedes pedir a un piso en el centro de Madrid? Que esté bien ubicado, que sea exterior y luminoso, confortable e incluso de diseño. Todo esto lo cumple este piso ubicado en el céntrico barrio de Argüelles.

La ubicación del inmueble, en un barrio muy cómodo y “vivido”, cuenta con todos los los comercios y servicios a pie de calle, pero con la ventaja de estar a pocos metros de una gran zona de desahogo urbano como el parque de la plaza de Oriente y sus preciosos jardines. Perfecto para pasear, hacer ejercicio y disfrutar de parques.

El piso de aproximadamente 90 m2, se encuentra en una cómoda finca con ascensor a planta recientemente reformado.

Con la reforma adaptaron la distribución antigua del piso a los nuevos usos. La cocina ha quedado totalmente abierta a la zona de estar y el comedor y cuenta con una gran isla que sirve de separación con el comedor. Con muebles, electrodomésticos e incluso el grifo en blanco impoluto, cuenta con todos los electrodomésticos y accesorios para no echar nada de menos (lavadora, lavavajillas, cafetera, frigorífico, horno, cocina de inducción… )

El estar y el comedor quedan abiertos al mismo ambiente que ahora es una estancia grande y luminosa con cuatro ventanas a fechada exterior.

De los dos dormitorios dobles, uno de ellos es exterior y cuenta con un baño en suite y un pequeño balcón con bonitas vistas a la cúpula del palacio de la Ópera.

El otro dormitorio incluye con un amplio armario (como el anterior) de tres puertas y se sitúa junto al segundo baño, de generoso tamaño y una amplia ducha.

A destacar sus comodidades extras como las persianas automáticas y los detalles especiales como la iluminación led perimetral enmarcando los techos que ofrece una cálida y agradable luz ambiental. Además el piso cuenta parte de la historia del edificio a través de un trozo pared de la entrada en la que ha dejado a la vista su estructura ladrillo con columnas y viguetas de madera.

Estos detalles refuerzan el estilo urbano del piso que se ha mantenido en su decoración. Lo actual y algunos muebles recuperados (como el mueble de televisión y las mesillas) se mezclan para dar vida a un piso muy urbano y confortable que sabe mantener su historia.

Y por cierto, todo lo que necesites (tiendas, universidades, estaciones de autobúses, metro -Principe Pio y Plaza de España-).

Lo puedes visitar de forma física y online si te encuentras fuera pero apuestas por el cambio a un gran piso.

2 Dormitorio

2 Baño

82 metros útiles

Cuando te enfrentas al proyecto de actualización – home staging de una casa en la que aún no vive nadie y, sobre todo, no sabes cómo van a ser sus inquilinos, conviene pensar en un cliente objetivo, centrarte en un público concreto para captar su atención.

Así que, puesto que el piso se encuentra muy cerca de las univesidades, esa nueva imagen se realizó pensando en unos inquilinos jóvenes, universitarios. ¡Además es un quinto piso sin ascensor!

Había poco espacio y las vistas no tenían ningún protagonismo, a mi me parecía lo mejor de la casa. Así que lo primero que se hizo fue tirar tabiques e integrar en un mismo espacio la cocina y el salón. De esta forma, se logró, no sólo amplitud visual, sino también que la luz natural fluyera por la nueva zona social. Además con la reforma se logró aprovechar sus vistas al Parque de Ilargi-Enea, dotando así a la vivienda de un plus de estilo y un detalle que lo diferenciaba del resto de pisos de alquiler de la zona.

También fue necesario cambiar los revestimientos y actualizar la instalación eléctrica. Con la idea de crear continuidad visual y amplitud, se apostó por una uniformidad de materiales: todas las paredes se pintaron del mismo color y se colocó un suelo vinílico que imita madera en toda la vivienda.

“Para no encarecer el presupuesto, algunos elementos como el gotelé y las tuberías vistas, no los pudimos quitar. Así que buscamos la manera de que quedaran integrados en la decoración, creando puntos focales que desviaran la atención”

El baño, con los típicos azulejos blancos, estrenaba una nueva imagen gracias a una capa de pintura en verde pastel, pero eso no fue lo mejor: “Desde la fachada exterior vimos que en el baño había una ventana ¡que estaba tapiada! Había que recuperarla”, nos explican. Y eso fue lo que hicieron: dotarle de unas vistas estupendas.

El resultado es un piso actual y luminoso, con una distribución que se ajusta perfectamente a las necesidades de vida de los jóvenes universitarios.

Para solicitar más información: